¿Qué pestañina usar según sus necesidades?

22 de julio del 2019

Según la fórmula o el tipo de cepillo.

pestañina, máscara de pestañas

Foto: Pixabay

El maquillaje se ha convertido en uno de los temas favoritos en redes sociales, no por nada existe una gran variedad de influenciadores dedicados al tema de la belleza. Pero para aplicar los trucos desde casa, es necesario pensar en la función de cada uno de los productos, por ejemplo, en el caso de la pestañina o máscara de pestañas, su especialidad es destacar la mirada.

Este instrumento tiene varias funciones dependiendo del resultado que busca la persona. La diferencia suele estar en el cepillo, que cuenta con diversas formas, algunos extraños que le harán preguntarse “¿Para qué sirve?”.

Gato, un maquillador internacional, menciona a Vogue España, “Cada aplicador está pensado para trabajar conjuntamente con la fórmula y depositar la cantidad exacta de producto. Por otro lado, los aplicadores tienen cerdas más o menos separadas que hacen que atrapen en mayor o menor medida los pelos de la pestaña y, en consecuencia, las domines más o menos”.

Según su necesidad, escoja el modelo que más se ajuste:

Si lo que quiere es tener unas pestañas voluminosas, debe concentrarse en una pestañina con fórmula espesa en vez de pensar en el cepillo. Gato explica: “Lo más importante es la fórmula y el modo de aplicación. Se necesitan fórmulas espesas que, literalmente, ‘engorden las pestañas’. De ahí que muchas chicas digan que ven más volumen cuando la máscara se ha secado un poco con el uso. En cuanto al modo de aplicación, hay que colocar el aplicador en la base de las pestañas e introducirlo entre éstas haciendo un zigzag. Esto conseguirá que las pestañas se engorden, ya que la fórmula se deposita a ambos lados de la pestaña y no en el frontal”.

Pero si lo que quiere es alargarlas, escoja un peine de silicona, “Los aplicadores tipo peine y los de silicona son los mejores ya que, al peinar las pestañas de raíz a puntas de modo homogéneo (sin zigzag), consiguen elevarlas y, capa a capa, ir añadiendo fórmula a las puntas con el consiguiente efecto alargador. Además, las peinan perfectamente, por lo que son la elección ideal para chicas de pestañas rebeldes o muy tupidas”.

Por otro lado, muchas personas quieren pestañas curvas, como de Bambi, para comprar la máscara que más se ajuste decídase por una que tenga cepillo curvo. “Los aplicadores curvados son útiles porque llegan a los extremos sin riesgo de manchar la piel, pero si tus pestañas son rectas, siempre va a ser necesario rizarlas previamente con un rizador”.

En caso de que su preocupación principal sean los molestos grumos, la máscara de pestañas a utilizar es aquella que posea un cepillo de cerdas cortas y distancias. “Los aplicadores de cerdas cortas y separadas sirven para depositar la fórmula en zonas amplias, ya que suelen captar una buena longitud de la línea de pestañas de una sola pasada. Con esto conseguimos abrirlas y evitar apelmazarlas, por lo que son ideales para chicas que quieran evitar grumos o no sean muy mañosas a la hora de maquillarlas”.

Muchas personas buscan un aspecto de telaraña cargado, mientas que otras desean un look más natural, para eso, consiga una pestañina con peine de cerdas cortas. “Para unas pestañas naturales, lo ideal son los aplicadores tipo peine o los de silicona con cerdas cortas, ya que este aplicador consigue efectos ultranaturales o muy intensos, dependiendo del número de capas que apliques”.

Si lo que quiere es efecto de pestañas postizas, el cepillo del producto debe ser tupido. “Para un efecto pestañas postizas, elige un cepillo de cerdas tupidas. Estos aplicadores depositan una cantidad más generosa de producto y los cientos de pelitos lo reparten por todas las pestañas. Además, levantan de una sola pasada toda la línea de pestañas”.

Las pestañas superiores no son las únicas protagonistas, si su problema es destacar las inferiores de una forma agradable busque una pestañina con punta fina. “El cepillo de punta fina ayuda a no manchar la piel cuando trabajamos los extremos y, aplicado en vertical, consigue un efecto ideal en las pestañas inferiores. Si sólo maquillamos las pestañas inferiores y no añadimos khol o sombra, este tipo de aplicadores son los que dejan un acabado más limpio”.

Si desea pestañas con volumen y largas, la opción es cepillo de silicona con cerdas cortas. “Un aplicador de silicona con cerdas cortas conseguirá un efecto preciso, dependiendo de las capas que apliquemos y sin miedo a que se formen grumos”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO