A un paso de que prohíban consumo de drogas en las calles

12 de agosto del 2019

La iniciativa, impulsada por el senador Rodrigo Lara Restrepo.

A un paso de que prohíban consumo de drogas en las calles

La plenaria del Senado de la República aprobó este lunes, en su último debate, el proyecto de ley que busca prohibir el porte y consumo de cualquier cantidad de sustancias alucinógena en parques, así como alrededor de escuelas y colegios.

La iniciativa, impulsada por el senador Rodrigo Lara Restrepo y la bancada de Cambio Radical, contempla los siguientes aspectos:

  1. 1. Otorga a los alcaldes la competencia para establecer perímetros para la restricción del consumo y porte de sustancias psicoactivas –inclusive la dosis personal ̶ en lugares públicos.
  2. Prohíbe el porte y consumo, incluido la dosis personal, en el perímetro de los colegios y parques metropolitanos, zonales y de bolsillo.
  3. Otorga a las asambleas o consejos de administración la función de regular la prohibición del consumo de sustancias psicoactivas en las zonas comunes de las propiedades horizontales.

Entre las sanciones a quienes incumplan dichas prohibiciones van desde la destrucción de la dosis, multas y aprehensión para traslado a participar en programas de trabajo comunitario o actividades pedagógicas de convivencia.

En el caso de menores de dieciséis años que realicen estas conductas, serán amonestados y se efectuará la destrucción de las sustancias psicoactivas (incluso la dosis personal) ; para los mayores de dieciséis y menores de dieciocho, además del decomiso y destrucción de las sustancias, se les aplicarán las sanciones de trabajo comunitario o actividades pedagógicas de convivencia con todas las garantías que establece el Código de la Infancia y Adolescencia.

Este proyecto de ley, radicado el 23 de agosto de 2018, es compatible con los términos del reciente fallo de la Corte Constitucional que declaró inexequible una prohibición general de consumo de licor y drogas en todo el espacio público.

Esta iniciativa regula el uso y porte de sustancias psicoactivas y, en lugar de establecer una prohibición general en todo el espacio público, establece zonas específicas para la prohibición del consumo y porte.

La norma también permitiría combatir el microtráfico en parques y alrededor de colegios, mediante la instalación de cámaras de televisión con reconocimiento facial biométrico, para vigilar los entornos de los niños y judicializar a los expendedores de drogas.

“Esta norma es la materialización de una de mis promesas de campaña donde pude constatar que los colombianos querían que los parques, los entornos de los colegios y determinadas áreas del espacio público fueran zonas totalmente libres de drogas. Esto es algo que se puede lograr a través de una reglamentación clara por parte de las autoridades locales y no mediante la criminalización del consumo de droga. No se puede penalizar un problema de salud pública que afecta mayoritariamente a personas jóvenes, que no han contado en su mayoría con oportunidades en la vida”, puntualizó Lara.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO