El basquetbol busca nivel profesional en África

11 de septiembre del 2019

“Los jugadores ya no soñarán con sólo ir al extranjero”

El basquetbol busca nivel profesional en África

Aunque medía 1.98 metros a los 14 años, cuando un aspirante a estrella del basquetbol en Senegal tomó una pelota en sus manos por primera vez, sus amigos se mostraron escépticos: en esta región loca por el fútbol, ¿para qué molestarse en encestar una pelota, cuando todos los demás están pateando?

“Al principio, mis amigos pensaban que era raro”, dijo Mouhamed Lamine Mbaye, hoy de 18 años y 2 metros de estatura, parado en la duela de una nueva academia de basquetbol, la primera en ser construida por la Asociación Nacional de Basquetbol de EU (NBA) en África Occidental.

“El basquetbol era sólo una pasión, pero luego lo tomé en serio cuando me di cuenta de que podía tener éxito”, dijo Mbaye.

La NBA ha tomado un interés en la región —y le ha inyectado mucho dinero— al tiempo que el basquetbol está viviendo su momento aquí tras años de vivir a la sombra del balompié.

La NBA está planeando una nueva liga, la Liga África, y ha establecido instalaciones de entrenamiento para jóvenes —tanto instalaciones permanentes como campamentos temporales para identificar y pulir a jugadores nuevos en el continente. Reclutadores de EU y Europa han llegado a raudales, ansiosos por descubrir el talento más reciente, mientras que se han levantado estadios modernos en preparación para un torrente de nuevos partidos de alta calidad.

Amadou Gallo Fall, un jugador senegalés, fue descubierto en un campamento local de basquetbol por un voluntario de los Cuerpos de Paz en los 90 y terminó jugando para la Universidad del Distrito de Columbia, en Washington. Fall, ex vicepresidente de la rama africana de la NBA, fue nombrado presidente de la Liga África, que está programada para iniciar sus partidos el año entrante.

“Hay una enorme oportunidad para crear algo auténticamente africano que podría ser un hogar para el tremendo talento que existe”, dijo Fall.

La idea es fortalecer el conducto de jugadores a la NBA y crear un paisaje basquetbolístico robusto en África.

El Gobierno de Senegal construyó la Arena Dakar, un estadio para basquetbol de 15 mil butacas, que abrió este año en la Capital.

La Academia África NBA fue edificada hace dos años en Saly, a más o menos una hora de Dakar. Es un centro de entrenamiento para jugadores prometedores de 14 a 18 años de toda África Occidental. Los 21 estudiantes actuales reciben una educación de preparatoria e instrucción intensiva, preparándolos para futuros en las ligas profesionales.

La academia dista mucho de cómo creció Mbaye jugando en Dakar, dijo. Sin poder costearse tenis, jugaba con lo que tenía, botas Timberland.

Los estudiantes llegan a la academia con talento bruto, pero con frecuencia tienen poca experiencia previa.

“Tienes muchachos que nunca han visto una jugada esquemada, que no saben realizar una asistencia, que no comprenden el lenguaje del basquetbol”, dijo Roland Houston, director técnico de la academia.

“En cierta forma, eso es bueno”, dijo. “No están hastiados del juego. Están llenos de gozo”.

El basquetbol se ha jugado internacionalmente en África desde la década de los 60s, bajo los auspicios de la Federación Internacional de Basquetbol, conocida como FIBA. Pero los países africanos no han logrado penetrar al nivel más alto: el equipo varonil de Senegal ocupa el lugar 37 de 165 en el ranking mundial de la FIBA. Y mientras que ha habido un puñado de jugadores de basquetbol de esta parte del continente en la NBA, la mayoría de las estrellas de África han sido de países más al oriente.

“Esta liga tendrá un impacto positivo en los jugadores porque ya no soñarán con sólo ir al extranjero”, dijo Assane Badji, gerente de operaciones de la Academia África NBA. “En lugar de ello aquí se quedarán y soñarán con jugar en una gran competencia aquí y se valorarán”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO