Primera Dama lidera alianza para reducir violencia infantil

16 de agosto del 2019

Buscan reducir la tasa de violencia contra la niñez en un 14,3% para el año 2022.

Primera Dama

Foto: Presidencia de la República

Al menos 16 mil niños colombianos no serán víctimas de la violencia en el próximo cuatrienio. Esto estima el ICBF, a través de la Alianza Nacional contra la Violencia hacia las niñas, niños y adolescentes que abandera la Primera Dama, María Juliana Ruiz, quien preside la junta directiva de la Institución.

La meta es reducir la tasa de violencia contra la niñez en un 14,3% para el año 2022.

El acto de presentación pública de la Alianza contó también con la asistencia del presidente Iván Duque y de la directora general del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Juliana Pungiluppi.

Lea también de nuestro servicio exclusivo del New York Times:

La primera Dama de la Nación, María Juliana Ruiz, habló de la importancia de ese ambicioso plan que busca frenar una gran tragedia nacional: el asesinato de niños, niñas y adolescentes en el país.

En su intervención, Ruiz afirmó: “Decidimos abanderar, apoyar y liderar las causas que nos permitan fortalecer el entorno socioafectivo en el que se desarrollan los niños, los adolescentes, los ciudadanos de nuestro país. Esta alianza nacional nace inspirada y motivada bajo el acercamiento y la participación de Alianza Global, que es la institucionalidad que va a hacer que trascendamos. Que tengamos más retos, más oportunidades para ser efectivos y rápidos”.

La Primera Dama, además, hizo un llamado especial: “Es un hecho que estas violencias que a veces consideramos menores, no son menores. Normalmente las acciones quedan, dejan un sello y determina más adelante la condición del niño que fue víctima. Los niños son cemento fresco y todo lo que cae sobre ellos, deja una huella. Que esta sea la oportunidad para que hagamos llover sobre los niños una huella indeleble de amor, de trabajo en equipo, un impacto positivo que les perdure el resto de su vida”.

Por su parte, el presidente Iván Duque sostuvo: “La equidad comienza por mejorar las condiciones para que la niñez tenga plenas oportunidades para su desarrollo, por eso son el centro de la agenda de equidad en nuestro Plan Nacional de Desarrollo y para impulsarla es urgente que todos los sectores de la sociedad nos movilicemos para generar un consenso social de cero tolerancia frente a la violencia”.

Se requiere “un cambio cultural”

La directora del ICBF señaló que “la Alianza Nacional contra la Violencia hacia las niñas, niños y adolescentes contempla dos ejes fundamentales: por un lado la formulación de la política pública de manera participativa y, a la vez, la movilización de toda la sociedad en la transformación cultural que nos lleve a generar un consenso de cero tolerancia con la violencia”.

A juicio de Pungiluppi, Colombia demanda un cambio cultural, ya que la violencia contra la niñez y la adolescencia se ha convertido en una acción natural y aceptada en la sociedad. La máxima autoridad del ICBF considera que todos pueden y además están en el deber de ofrecer aportes que permitan brindar protección a las nuevas generaciones de manera coordinada.

“La erradicación de la violencia contra niñas, niños y adolescentes no da espera. Es urgente y nos necesita unidos como sociedad para enfrentarla. A las futuras generaciones les dejaremos lo que construyamos desde hoy. Si frenamos este ciclo de violencia, ese será nuestro legado”, agregó Pungiluppi.

Las acciones

Esta previsto que en los próximos meses formulen una política pública para erradicar la violencia contra los niños, niñas y adolescentes que permita complementar iniciativas del orden nacional y territorial y faciliten la concurrencia de recursos. “Esta apuntará a facilitar e incentivar inversión social privada para complementar los recursos públicos”, detalló el ICBF en una comunicación.

Para identificar las falencias y oportunidades de la alianza durante estos meses de diagnóstico, las instancias involucradas recurrieron al Modelo INSPIRE de la Alianza Global para Erradicar la Violencia, como instrumento metodológico.

“Dicho modelo contempla siete áreas: la aplicación y vigilancia del cumplimiento de leyes, la intervención en normas y valores, la generación de entornos seguros, el apoyo a padres, madres y cuidadores, las estrategias para generación de ingresos y fortalecimiento económico, la optimización de los servicios de respuesta y apoyo y la educación y aptitudes para la vida”, señaló Juliana Pungiluppi.

Estas son 4 grandes acciones de la Alianza Nacional para la erradicación de la violencia contra niñas, niños y adolescentes:

  1. Creación de un Grupo Intersectorial Especializado para disminuir la impunidad en los casos de violencia.
  2. Contratación de un estudio robusto sobre las normas sociales que perpetúan la violencia financiado por UNICEF.
  3. Lanzamiento de programas de acompañamiento familiar para fortalecer habilidades parentales.
  4. Lanzamiento de una iniciativa de analítica conjunta que permita una gestión estratégica de datos y optimizar la información de los sistemas y bases de datos de la Policía, la Fiscalía, el ICBF y otras entidades para el perfilamiento de organizaciones criminales y abusadores de menores de edad.

En los primeros seis meses del año, el ICBF abrió un total de 9.569 Procesos Administrativos de Restablecimiento de Derechos (PARD) por violencia sexual y maltrato, lo que significa que cada día el ICBF abre 53 PARD en favor de menores de edad que fueron víctimas de violencia.

También se sumaron al trabajo de esta iniciativa la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, el fiscal general de la Nación (e), Fabio Espitia, además de Procuraduría, el poder legislativo, la Federación de Municipios y entidades internacionales como Unicef.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO