Comienza guerra económica entre EEUU y China

Comienza guerra económica entre EEUU y China

6 de julio del 2018

Hoy 6 de julio, la administración del presidente Donald Trump comienza el plan de aranceles sobre China para iniciar oficialmente una guerra comercial, de acuerdo con los informes de los medios de comunicación de Estados Unidos.

Los aranceles por valor de USD 34.000 millones en bienes chinos entran en vigor a las 12:01 a.m. EST (0400GMT), mientras que USD 16.000 millones están programados para una fecha posterior.

La Casa Blanca anunció inicialmente, en abril, que planea golpear a China con USD 50.000 millones en aranceles y agregó en junio que podría “contener tecnologías industriales significativas”.

Los nuevos aranceles llegan “a la luz del robo de China de la propiedad intelectual y la tecnología y sus otras prácticas comerciales desleales”, dijo la Casa Blanca en un comunicado el 15 de junio.

Como respuesta, se espera que Pekín imponga aranceles casi de inmediato contra EEUU, lo que podría intensificar la guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo y tener un efecto indirecto en otras regiones.

Después de que la administración Trump anunciara la imposición de aranceles en un 25 % sobre el acero y un 10 % sobre las importaciones de aluminio en marzo, China dijo que impondría aranceles de USD 3.000 millones [entre un 15 y un 25 %] en 128 productos estadounidenses.

Después del plan de Washington de imponer aranceles del 25 % sobre 1.300 productos chinos que en abril representaban USD 50.000 millones en abril, Beijing dijo inmediatamente que colocará aranceles del 25 % en 106 productos estadounidenses por valor de USD 50.000 millones.

El déficit comercial de EEUU con China fue de USD 347.000 millones en 2016.

Por otro lado, China acusó este viernes a EEUU de haber desatado la mayor guerra comercial con la imposición de un arancel del 25 por ciento a algunas importaciones del país asiático.

El Ministerio chino de Comercio, a través de una declaración emitida, señala que, “China se comprometió a no asestar el primer golpe, pero se ve obligada a tomar las contramedidas necesarias para garantizar los intereses vitales”.

China notificará a la OMC de esta situación, añade el documento, y “defenderá junto con las demás naciones el sistema multilateral del libre comercio”.

El ministerio reafirma que China tiene la intención de “profundizar las reformas, abrirse más, garantizar la protección de las empresas y reforzar la defensa de los derechos de propiedad para crear un clima benigno para las compañías de todos los países que operan en su territorio”.

Con información de Sputnik y Anadolu.