Mary Todd Lincoln, la primera dama impopular

16 de julio del 2019

Falleció el 16 de julio de 1882.

Mary Todd Lincoln

Foto: Wikipedia

Mary Todd Lincoln fue la esposa del décimo sexto presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln. La primera dama del país norteamericano murió el 16 de julio de 1882 con 63 años.

Nació el 13 de diciembre de 1818 en Kentucky. Su familia era numerosa, adinerada y educada. Su padre Robert Smith Todd era un hombre de negocios. Su madre, Eliza Parker Todd provenía de una familia distinguida.

Su mamá falleció en 1825 y su papá se volvió a casar. Mary no quería a su madrastra y empezó a pasar más tiempo con su abuela hasta que se matriculó en un internado.

Con 20 años era conocida dentro de la alta sociedad por ser ingeniosa y sociable. Además comprendía muy bien la política. Igual que su familia, perteneció al partido político Whig.

En 1839 se mudó a Springfield, Illinois, para vivir con su hermana Elizabeth y el esposo. La familia de su cuñado estaba activa en la política. Inmersa en ese mundo conoció a Abraham Lincoln.

Se casaron el 4 de noviembre de 1842. Tuvieron cuatro hijos, todos nacieron en Springfield. Edward murió a los cuatro años por tuberculosis y William murió a los 12 por fiebre tifoidea. Thomas Lincoln falleció a los 18 años. Solamente Robert Todd Lincoln sobrevivió hasta la edad adulta. Fue abogado, diplomático y empresario.

Mary-Todd-Lincoln_

Foto: Wikipedia

Mary se convirtió en primera dama en 1860. Al comienzo su actitud como anfitriona de la Casa Blanca fue felicitada por los norteamericanos. Algún tiempo después fue criticada por sus gastos extravagantes durante el período de la Guerra Civil.

Durante sus años en la Casa Blanca solía visitar los hospitales para dar flores y frutas a los solados heridos por la guerra, pero la culparon por gastar tanto dinero.

La noche del 14 de abril de 1856 Abraham y Mary asistieron al teatro de Ford. Durante el tercer acto una bala impactó en la nuca al presidente. Lo trasladaron inmediatamente a la casa de Petersen, allí pasó toda la noche junto a su gabinete, su hijo y su esposa. La mañana siguiente murió.

Para la señora Lincoln la muerte de su esposo y de sus hijos fue causa de una depresión. Y su único hijo vivo, Robert, estaba preocupado por sus actitudes. Por esa razón inició procesos para internarla en un asilo privado.

Los procesos que había iniciado su hijo los involucraron en fuertes noticias. Empezó a rodar publicidad que cuestionaba las acciones de su hijo. Salió a la luz que Robert estaba controlando las finanzas de su madre. Meses más tarde le permitieron vivir en casa de su hermana bajo su cuidado.

En 1876 la declararon capaz de tomar responsabilidad por ella misma. Paso sus últimos años viajando por Europa. A principios de 1880 regresó a la casa de Elizabeth. Estando allí entro en coma y murió por un accidente cerebrovascular.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO