Guillermo II, el rey sombrío y odioso con Dios

2 de agosto del 2019

Se dice que fue asesinado accidentalmente con una flecha.

Guillermo II, el rey sombrío y odioso con Dios

Guillermo II fue tercer hijo de Guillermo El conquistador (Guillemor I) y soberano de Inglaterra desde el año 1087 hasta 1100, con dominio sobre Normandía, extendiendo su poder sobre Escocia en 1901 y con poco éxito al pretender extender su dominio sobre Gales.

Aunque era un excelente guerrero, ‘Rufus’ (apodado así por su rostro con tono rojizo), fue considerado como un gobernador despiadado y muy poco querido por sus súbditos, sin mencionar sus constantes luchas con la iglesia, de esa manera se referían los cronistas de las Crónicas Anglosajonas “odioso para casi todo su pueblo y odioso a Dios.”

Lea También: Thomas Gray, una elegía cambió su vida

Después de la caída de su padre el 9 de septiembre de 1087 en San Gervasio de Ruan, Guillermo II fue coronado como Rey, mientras su hermano mayor, Roberto, heredó el ducado de Normandía.

Durante su reinado siempre fue un hombre sombrío y muy poco creyente de la palabra eclesiástica. En menos de dos años, después de su coronación, perdió al italo-normando Lanfranc que fue consejero y Arzobispo de su padre. Esto fue una satisfacción para él, pues buscó retrasar el nombramiento de un nuevo arzobispo, para así poder apoderarse de todos los ingresos de los clérigos y de la iglesia en su reino.

Le puede interesar: Chad Everett, el apuesto médico de la televisión

El bélico Rey tuvo bastantes sublevaciones por parte de los nobles durante su imperio, hasta que el 02 de agosto, en el año de 1100, recibió un flechazo en el pulmón en el bosque de New Forest, mientras cazaba. Al final no quedó claro el episodio, pero se mencionó que Sir Walter Tyrrell fue quien perpetró de manera accidental la muerte de su soberano.

En el lugar de su posible muerte, y de forma conmemorativa, se encuentra una piedra conocida como la piedra de Rufo (Rufus Stone), que según la traducción cita:

En este lugar se elevó un roble, en donde rebotó la flecha disparada por Sir Walter Tyrrell quien apuntaba a un ciervo, desviándola alcanzando el pecho del Rey Guillermo II apodado ‘Rufus’, dándole una muerte de ipso facta, el 02 de agosto de 1100.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO