Clásicos del Cine: “Dangerous Liaisons”

4 de septiembre del 2019

Blog de Carlos Yaya.

Clásicos del Cine: “Dangerous Liaisons”

Captura de Vídeo / Dangerous Liaisons

El lema del póster de la película “Dangerous Liaisons” advierte “LUJURIA, SEDUCCIÓN, VENGANZA. EL JUEGO COMO NUNCA ANTES LO HAS VISTO”. Esta promesa es cumplida…

Humillar es deporte para la Marquesa de Merteuil y el Vizconde de Valmont. Ambos son cínicos, reconocen la comedia detrás de la devoción a la religión y la confianza a las instituciones, y están dispuestos a señalarle a la sociedad sus defectos, no para guiar su progreso sino para deleitarse con las consecuencias de sus tropiezos. Las fortunas de ambos les permiten gastar en exceso, fingir filantropia ante la sociedad y mantener una fachada si así lo necesitan. Como un desafío previo al consumo de la intensa pasión entre los dos, Merteuil reta a Valmont a seducir una inocente muchacha antes de que sea desposada. El diablo acepta, pero en el curso de la misión se siente atraído por la idea de arruinar la reputación de otra mujer, la devotamente casada y solitaria Madame de Tourvel.

“Dangerous Liaisons” estudia la batalla de los sexos como una arena política, dentro de un contexto social y político complicado; una Francia pre-Revolución. Mientras el pobre aparece brevemente en la trama, la aristocracia demuestra excesos más allá de sus privilegios económicos, y una viciosa incapacidad para comprometerse con sus congéneres, sean hombres o mujeres.

Valmont, disfruta el prospecto de sabotear la virginidad de una inocente y, al mismo anhela un futuro de entrega a una mujer decente, no obstante, no es capaz de creer sus instintos, y su ambición lleva a Madame de Tourvel, la mujer que quiere conquistar, a un complicado dilema: mantener la devoción que se espera de ella como dama, o ceder ante la pasión que siempre ha merecido sabiendo que se está entregando a alguien que no encuentra satisfación exclusivamente con ella. La actriz Michelle Pfeiffer encarna la dualidad de esta mujer cuando es firme y resuelta, e ingenua y pasional.

Por otro lado, está la artífice de los conflictos del filme: La Marquesa de Merteuil. “Siempre supe que nací para dominar el otro sexo, y vengar el mío” es una frase que expresa las posibilidades de una mujer llena de recursos intelectuales y económicos, más no una promesa que ella esté dispuesta a cumplir. La Marquesa, interpretada por una titánica Glenn Close, en uno de los monólogos más impactantes de la historia del cine, expresa que ha formado en varias disciplinas con el fin de camuflar sus pasiones y aprender a salirse con la suya; su verdadero fin no es el prospecto de ser solidaria con su sexo, sino la prevalencia de sus deseos. Cuando Valmont resulta no ser tan despiadado como ella pensaba, y

reacio a cumplir la viciosa apuesta que tienen, Merteuil inicia una cruel guerra y utiliza todos sus recursos para evitar que el Vizconde sea redimido por un amor ajeno al de ella.

“Dangerous Liaisons” trae consigo un juego de consecuencias brutales no solo para sus venenosos participantes, sino también para los inocentes involucrados. Dolo, vicio y competencia, como nunca antes las había visto, herramientas de un hombre tan cruel como cobarde, y de una mujer fascinante, tan moralmente corrupta como astuta.

Carlos J. Yaya
Twitter: @CJ_Yaya
Facebook: https://www.facebook.com/ElCinematografo2016/ 

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO