A su ritmo, los bogotanos se gozan la salsa

11 de agosto del 2019

Leyendas del género musical, que han marcado varias generaciones, estuvieron en Bogotá recordando que la salsa vive.

A su ritmo, los bogotanos se gozan la salsa

Foto: Martha Uribe

Bogotá no es Cali y los rolos distan mucho de parecerse a los caleños, que hablan duro, se montan en una mesa a bailar, son descomplicados, bochincheros por naturaleza, fueron criados escuchando el Grupo Niche y los viernes ‘van es a azotar baldosa oís’. No sin razón ‘Cali Panchanguero’ es su himno.

El bogotano, en cambio, aclimató sus formas a las bajas temperaturas de la ciudad y evita, entre otras cosas, cualquier ruido que supere, en promedio, los 50 decíbeles. El 3 de agosto, durante 8 horas, fue la excepción.


Siempre lo es, desde 2018, en el Movistar Arena de Bogotá, antiguo Coliseo Cubierto del Campín, ahora ícono del entretenimiento en Colombia, que fue pensado como el “escenario multipropósito de América Latina”.

Foto: movistararena.co

A bailar

Como otro tanto en el mundo, los bogotanos sucumbieron a la alegría del género musical representativo de las naciones caribeñas, en el publicitado concierto “Viva la Salsa”, que reunió, en un escenario, a algunas de sus voces más representativas: Tito Nieves, Rey Ruiz, Willie Colón, el Gran Combo de Puerto Rico, Andy Montañez, Oscar D’ León y Tito Rojas.

“No somos los reyes del baile pero igual nos gozamos la rumba”, nos dijo uno de los asistentes, bogotano, claro. Sin embargo, una caleña comentó que aunque en términos generales no bailan bien “hay unos que pueden dar clases a los caleños”.

En la capital colombiana existen lugares que hacen que “viva la salsa” casi los 365 días del año, como Pachanga y Pochola o Sandunguera, El Goce Pagano y Galería Café Libro, por mencionar algunos.

El Movistar Arena fue la pista el 3 agosto

El lugar tiene un aforo de 14 mil personas, y a ojo, habían más de 13 mil. Estaba ‘a casa llena’ y si no fuera porque minutos antes de arrancar, aún estaban disponibles unas cuantas boletas estrato 6, estaríamos escribiendo que estuvo “a reventar”.

Foto: Mauricio Cárdenas

Al puertorriqueño Tito Nieves, mejor conocido como ‘El Pavarotti de la Salsa’, le tocó iniciar la fiesta a las 8 de la noche.

Me gustas tanto me enloqueces y no lo puedo ya ocultar; en todos lados te apareces como ilusión en mi mirar”:  ‘Más que tu amigo’, fue el tema para calentar.

Durante 40 minutos los asistentes lo acompañaron a coro, de forma especial, durante su éxito ‘Fabricando Fantasías’, que compuso para su hijo, quien falleció de cáncer a los 24 años de edad.

Durante su presentación, el artista de 61 años, hizo mención a la altura de la capital de Colombia, 2.630 metros sobre el nivel del mar, capaz de dejar sin respiración a los foráneos, incluyéndolo.

Foto: Martha Uribe

Nieves llegó a El Dorado en un vuelo proveniente de Medellín, 1.135 metros menos de altura y 16 grados más de temperatura.

En la llamada “ciudad de la eterna privamera”, donde el género musical siempre ha tenido un sitial de honor, participó en otro “Viva la Salsa”, en el Centro de Eventos La Macarena, a propósito de la Feria de las Flores. Junto a él, Andy Montañez, Tito Rojas, Rey Ruiz y el Gran Combo de Puerto Rico, que repetían en el Movistar Arena.

A las 08:45 p.m. ya estaba en escena “El Bombón de la Salsa”, Rey Ruiz, de 50 años.

El cubano interpretó canciones que lo han hecho popular como ‘Amiga’ y ‘Media Mitad’, así como un tema, casi obligado en sus presentaciones en el país: la versión en salsa de ‘Colombia Tierra Querida’, del maestro Lucho Bermúdez.

Foto: Martha Uribe

La hora del trombonista

Willie Colón no era un invitado menor. Sus matices políticos no empañaron su actuación y los asistentes, que eran, generacionalmente, su público promedio, celebraron su presencia en tarima. Junto a él cantaron ‘Gitana’, ‘Talento de televisión’ y ‘El Gran Varón’, entre otros.

Foto: Martha Uribe

‘Idilio de Amor’ acercó a los bailadores, cachete con cachete, mientras al fondo Willie Colón cantaba: “Que a besos yo te levante al rayar el día y que el idilio perdure siempre al llegar la noche…”.

A sus casi 70 años demostró que aún puede ‘tocar fibras’ desde un escenario, aunque soportado por el resto de sus músicos, principalmente en las voces.

Bailando se entiende la gente

La actuación del Gran Combo de Puerto Rico fue un lujo. Es escena estaba nada menos que el maestro Rafael Ithier, dirigiendo -a sus 92 años- a la agrupación que creó hace 57.

Al frente, Ithier bailando junto a su gente, porque la salsa “no solo es pa’ cantarla”.

Foto: Mauricio Cárdenas

La llamada ‘Universidad de la Salsa’ interpretó algunos de los éxitos que los han hecho leyenda en casi seis décadas.

Y con ustedes, Andy Montañez

“Dicen que soy un payaso, que estoy muriendo por ti y tu no me haces ni caso”, marcó el inició del la emotiva presentación de Andy Montañez, de 77 años. A una semana de la muerte de su hijo mayor, ‘Andicito’, el artista puertorriqueño rendía honor a su memoria con un espectáculo impregnado de mucha emotividad y buena vibra.

Video: Mauricio Cárdenas

Andy Montañez Jr, tenía 54 años y había acompañado a su padre durante 25, en los coros de sus conciertos.

Durante toda su actuación, la pantalla principal proyecto imágenes de ‘Andicito’.

Lea también de nuestro servicio exclusivo del New York Times:

Foto: Mauricio Cárdenas

El ‘Rey León’ es venezolano

Ya era de madrugada, pero nadie tenía intención de irse. La energía permanecía arriba, aunque eran las 2 de madrugada.  El venezolano Oscar D’ León, de 72 años, también conocido como “El Faraón de la Salsa”, salió a escena con la fuerza que lo caracteriza. En su repertorio, dos imperdibles, ‘Llorarás’ y ‘Detalles’.

Su presentación fue la más breve. A las carreras se despidió, para darle paso al siguiente.

6 horas y media, para ser exactos

Eso duró el concierto, que oficialmente dio inicio a las 8 de la noche.

Tito Rojas, conocido como “El Gallo de la Salsa”, ocupó el lugar del gran ausente de la jornada, el colombiano Nacho Acero, quien tenía previsto el cierre del espectáculo, pero no se presentó.

Foto: Mauricio Cárdenas

El puertorriqueño, de 64 años, interpretó parte de su repertorio que se convirtió en clásico como ‘Siempre seré’ y ‘Es mi mujer’ y ‘Señora de Madrugada’ , entre otros.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO