José O’Meara, el líder al frente de Colombia Compra Eficiente

11 de septiembre del 2019

O’Meara contó a Kienyke.com su recorrido académico, profesional y personal.

José O’Meara, el líder al frente de Colombia Compra Eficiente

Foto: Kienyke.com

Al frente de Colombia Compra Eficiente, corporación clave del Estado en la lucha anticorrupción, se encuentra José Andrés O’Meara Riveira, un rolo amante de la lectura, hincha del América de Cali y un apasionado por la vida.

Aunque muchos no la conozcan, esta institución es la encargada de crear políticas unificadas que sirven de guía a los administradores de compras para monitorear, evaluar el desempeño del sistema y generar mayor transparencia en las negociaciones estatales.

Además, tiene funciones como armar y actualizar los pliegos tipo que deben usar las entidades en sus contrataciones, para evitar que hagan ‘a medida’ algún tipo de proceso.

O’Meara la reconoce como “una institución valiosísima para el Estado, porque al contrario de casi todas, le genera ahorros para el país”.

Un legado con méritos

Es abogado de la Universidad Sergio Arboleda, de la que se siente orgulloso, porque asegura que allí adquirió todos los insumos necesarios para desempeñar su profesión.

En sus tiempos de universitario comenta que “se las tiraba de emprendedor”, y vendía corbatas o cualquier cosa que se le ocurriera, y “esa plata le servía para salir de rumba”, dice.

Cuando acabó su carrera se fue a estudiar por siete meses a Nueva Zelanda, a su regreso empezó a trabajar con el ministerio de Defensa, más precisamente en Fondelibertad, un fondo del ministerio que apoyaba a las familias de 3.400 secuestrados que tenía el país en ese momento, “esa era otra Colombia, comparado con lo que tenemos hoy”, expresó O’Meara en diálogo con KienyKe.com.

Producto de lo que trabajó en ese ministerio aplicó a una beca para hacer una maestría en España, en Estado de Derecho en la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid, se la ganó, y junto a él, fueron cinco colombianos seleccionados para estudiar allí.

José O'meara en Kien y Ke

Foto: KienyKe.com

“Estuve en Madrid un año, estudiaba de tiempo completo, de 8 am a 3:30 pm, almorzaba paella, me iba a la Biblioteca Nacional de Madrid y allá me encerraba a leer todos los días hasta las 10 de la noche”, expresa. El viernes, sábado y domingo se dedicaba a las actividades “lúdicas”, cuenta entre una risa pícara.

Volvió de España y empezó a trabajar en la Universidad Nacional de Colombia, en donde asegura conoció un entorno magnífico, “conocí colombianos de los municipios más remotos de la patria, que después de compartir cuatro meses con uno, se ganaban una beca en Japón o en Holanda (…), lo que me hizo valorar mucho esa universidad”, afirma.

Trabajó en Arrieta & Mantilla Abogados, fue director jurídico del ministerio del Interior, contralor delegado y director de vigilancia fiscal de Gestión Pública e Instituciones Financieras de la Contraloría General de la República hasta el 2010. Desde ese año montó su propia oficina de abogados.

A un paso de ser contralor general de la República

O’Meara se postuló al cargo de contralor general con la motivación de ensayar la nueva manera de elección, con una etapa meritocrática y otra política.

“Me presenté, tuve un respaldo interesante por parte de los medios, no me conocían pero hablaron bien de mí, los puntajes de la sumatoria de hoja de vida y examen me llevaron al primer lugar”, expresó.

Ganó fuerza porque sacó la puntuación más alta ponderando la hoja de vida y el examen de la UIS (Universidad Industrial de Santander) que era el primer filtro, pero en la etapa política no logró el respaldo necesario.

“Ganó Carlos Felipe Córdoba, que además considero que lo está haciendo muy bien, y fue una competencia muy sana, hubo unos disparos que dolían pero uno sabía que era parte del ejercicio de la competencia”, manifiesta.

Un hombre de familia

“Siempre he sido una persona muy apegada a la familia, el hogar de mis padres era muy unido”, expresa.

Aún recuerda con alegría y mucha nostalgia las enseñanzas que le dio su padre, quien siempre le hablaba de historia,  fútbol y le daba consejos para la vida.

“Quizás por eso también me empezó a llamar el derecho y el sector público, porque mi padre era un gran historiador”, dice.

Es hijo de una abogado que nació en 1935, en Convención, Norte de Santander, que ahora es la mitad del Catatumbo, una zona incendiada por la Coca. Su madre, también fue abogada nacida en Santa Marta Magdalena.

Siempre vivió en Bogotá, pero asegura que toda la vida se ha sentido un “colombiano integral”, ya que desde niño conoció las regiones de las que venían sus padres: “En algunas ocasiones dicen que los bogotanos somos acartonados, pero yo voy al Caribe y me siento Caribe”, dice.

Su padre falleció a causa de un infarto en 2004: “Llevo 15 años llorándolo. Pero yo me siento bien, porque si lo hago es porque fue una persona excepcional”. Su madre murió el 20 de julio del 2017.

Foto: Kienyke.com

“Hablo de mis hijos y se me transforma el mundo”: O’Meara

En el 2010 se casó con Ana María Alzate, a quien conoció mientras trabajaba en la Universidad Nacional. Es abogada de la Pontificia Universidad Javeriana.

“Me ennovié con ella después de que salimos de ese trabajo, ella no me paraba bolas, porque era su jefe, pero a mí me gustaba sinceramente”, dice con una sonrisa.

Luego de un año y medio se casaron y tuvieron a su primer hijo, Nicolás, que tiene nueve años, y seis años después nació Samuel.

“Siguiendo como fue mi papá conmigo, los despierto como me despertaron a mí toda la vida, con un beso en la frente, todos los días de mi vida, ese legado sirve para la vida”, expresa con amor.

Un rolo escarlata

Es amante del fútbol, pero desde niño ‘el cuadro escarlata’ fue su equipo del alma, “lloré el día que volvió a la A”, dice.

El amor por su equipo del alma no viene por herencia familiar, ya que sus padres apoyaban a los equipos de su región. “Mi papá era del Cúcuta y mi mamá de la Unión Magdalena, uno era puesto 16 y el otro 17. Uno de niño quiere ir con el ganador, y América ganaba todo”, afirma.

Y añade: “eso me enamoró del equipo y soy un hincha furibundo del América de Cali”.

De hecho, cuenta que uno de sus grandes complementos en la vida ha sido dictar cátedra en maestrías de distintas  universidades del país y lo ha hecho la mayoría de veces en Cali. “Me encanta esa ciudad, me encanta toda Colombia, pero hay sitios en los que me han acogido con calidez y eso me llena”.

Foto: Kienyke.com

Su llegada al frente de la Agencia Nacional de Contratación

“A usted lo voy a llamar, José”, fueron las palabras que le dijo el presidente Iván Duque a José O’Meara luego de varios encuentros casuales que tuvieron en el Congreso después de su postulación a la Contraloría.

Se conocen desde que estaban en la Universidad, el mandatario iba un semestre arriba, y asegura que siempre han mantenido una buena relación.

“Me felicitó por lo que hice en la Contraloría, y en efecto en marzo me llamó a decirme que si quería ser director de la Agencia Nacional de Contratación Pública (Colombia Compra Eficiente), que necesitaba ahorrar unos recursos importantes para el país desde esa entidad”, afirmó.

Dice que le tomó por sorpresa la propuesta, así que decidió consultarlo con su esposa:

“Confieso que fueron las 24 horas más cruzadas de mi vida, no dormí, nunca se me había podido pasar por la cabeza”.

Pero tomó rápido la decisión y al otro día llamó al presidente y le dijo “que era un honor trabajar para él”, porque lo admira mucho. Sin embargo, pidió un tiempo prudencial para dejar su oficina de abogados, “yo era apoderado de 160 personas”.

Su oficina de abogados pasó a la historia, pero afirma que tiene el chip claro de que nunca dejará de ser abogado.

“Estos son ciclos temporales de vida, porque eso es el sector público, sobre todo en los cargos directivos, las personas son pasajeras”, señala.

Y agrega: “nunca he visto estos cargos como un ejercicio de permanencia, y de aprovecharme de los recursos de esos escenarios. Sí me apasiona, pero mi esencia es ser abogado litigante, amo el litigio”.

El 21 de mayo de 2019 se posesionó como director de la entidad y asegura que ha sido una experiencia maravillosa, puesto que esta es una institución que al contrario de casi todas, le genera es ahorros para el país.

Lo que se buscará lograr en Colombia Compra Eficiente

El país se encuentra en el puesto 172, entre 190 países, en incumplimiento de contratos, por lo que su nuevo director luchará por una política pública para que la contratación estatal se ejecute efectivamente, entre otros desafíos:

“Lo retos son muchos: desde generar ahorros al Estado, fortalecer la política pública a través de la contratación, avanzar para que los precontractuales sean concurridos y no haya únicos oferentes a través de pliegos sastres sino que en definitiva se consoliden los documentos pliego tipo en casi toda la contratación del Estado”, manifiesta con seguridad.

Afirma que está a la espera de la aprobación del presidente Duque para realizar otros proyectos, que promete serán de gran beneficio para la Nación.

“Combinación de forma de luchas buenas”

Esta es su consigna del éxito. Para él, trabajar mucho, leer, amar las cosas, estar cerca a la familia, a las raíces, “alimenta la dicha” y, a través de esta, se logran las metas, pues así es como ha asumido los retos de su vida.

“Una de las consignas de la guerrilla de los años 60 hasta los 90 era la combinación de las formas de lucha, eso implicaba: matar, secuestrar, infiltrar, dictar clases, enseñar, era la combinación de luchas legales e ilegales. Entonces yo digo: mi consigna de éxito es la combinación de formas de luchas legales”, explica sobre el origen de su consigna.

Asegura que es fundamental que todo emprendedor se apasione de su trabajo, que golpee todas puertas del mundo, que muestre su trabajo y que se ofrezca para dar con buenos resultados a futuro.

“Cuando yo tenía la oficina, yo le pedía cita a 100 personas, de esas solo me citaban tres y de los tres solo uno me daba el caso, y yo decía listo, de una”, cuenta con entusiasmo.

“Uno tiene que volverse especialista, uno debe cuidar su trayectoria y su hoja de vida”, asegura. 

“Yo creo que la vida es de ganas, de resolver, y de pellizcarse”, concluye.

Top 5 libros que todo colombiano debería leer, según O’Meara

José O’Meara es una apasionado por la lectura, cuenta con una biblioteca personal en la que guarda los libros que lo han maravillado, enseñado y ayudado a adquirir todo el conocimiento que tiene hasta el día de hoy. Ese ejemplo se lo inculca a sus hijos, pues considera es fundamental para su desarrollo.

Para él, la siguiente lista representa los cinco libros indispensables que todos los colombianos deberían leer:

  • La rebelión de masas, de José Ortega y Gasset.
  • No nos rendiremos jamás, el compendio de discursos de Winston Churchil.
  • La revolución en América, de Álvaro Gómez Hurtado.
  • Ética nicomáquea, de Aristóteles.
  • 21 lecciones para el siglo XXI, de Yuval Noah Harari.
Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO