Fábricas de productividad, la apuesta de MinComercio

23 de agosto del 2019

Kienyke.com conversó con Camilo Fernández de Soto, presidente de Colombia Productiva.

Fábricas de productividad, la apuesta de MinComercio

Foto: Kienyke.com

Colombia Productiva es la agencia nacional adscrita al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que hace parte de las entidades que están ayudando a los empresarios a ser más productivos y competitivos, para que logren alistar sus productos y servicios en mercados internacionales.

La organización se guía por un eje central: la productividad, y cómo las empresas pueden elaborar más, sin tener que invertir dinero comprando materia prima sino, a través de la disminución de desperdicios y ahorrando tiempos, para que las compañías pueden empezar a usar mejor sus productos.

Kienyke.com conversó con Camilo Fernández de Soto, presidente de Colombia Productiva, sobre el acompañamiento que se está haciendo desde el Gobierno Nacional para apoyar a las pequeñas, micros y grandes empresas.

¿Qué son las fábricas de productividad?

Las fábricas de productividad son el programa estrella del Gobierno, con el que buscan mejorar la productividad de las empresas. Fernández de Soto explica que en los estudios que se han hecho desde dicha entidad han concluido que en Colombia la mayor problemática es, básicamente, el mal manejo de empresas.

“Estudios de la Universidad de los Andes o de McKinsey, nos hablan que dos terceras partes en las mejoras en productividad aducen a factores internos, eso qué quiere decir, básicamente, tenemos unos desafíos en el entorno competitivo pero que la gran tarea pendiente es puertas hacia adentro, cómo yo puedo mejorar mi trabajo interno y que eso me ayude elevar mi productividad y ahí es donde va Colombia Productiva, al corazón de las empresas para que produzcan: más, mejor y con mayor valor agregado”, explica Fernández.

¿Cómo es el proceso de asesorías?

Fernández manifestó que han desarrollado una plataforma llamada: fabricasdeproductividad.com, en ella las empresas se registran y tienen que completar un cuestionario muy sencillo, solamente deben cumplir tres requisitos básicos:

  • Tener su registro de la Cámara de Comercio al día.
  • Contar con dos años de existencia.
  • Voluntad de hacer la tarea y el pago de la inversión por este programa.

En cuanto al pago, todo dependerá de si es una empresa pequeña, mediana o grande pues, tienen un monto diferente. Lo que se busca es brindar ochenta horas de asistencia técnica a las compañías por el que pagarían entre el 15% o 20%.

15%, si es una empresa pequeña y 20%, sí es una mediana o grande; lo cual se traduce en que una empresa estará pagando entre 2.300.000 o 2.900.000 pesos. El Gobierno Nacional va a pagar el 65% y la Cámara de Comercio, a la que esta empresa haga parte, va a pagar el restante“, aclaró.

Además, añade que con este mecanismo de trabajo queda demostrado que “las Cámaras de Comercio del país nuestros grandes aliados, porque es gracias a que ellos están en las regiones y tiene un gran conocimiento del tejido empresarial de nuestro país, que nosotros podamos multiplicar el impacto que podemos llegar a las diferentes ciudades de de Colombia con esas personas qué verdad conocen a los empresarios”.

¿Cómo se hacen los análisis?

El experto comenta que las Cámaras de Comercio realizan un análisis detallado a cada una de las empresas, basado en un cuestionario de 80 preguntas mediante el cual realizan una radiografía a las compañías para determinar las oportunidades de mejoras.

“En base a eso se mira si la empresa tiene que hacer una mejora de sus procesos en temas como: productividad laboral, eficiencia energética, mejorar la gestión comercial, la gestión del talento humano y la innovación ¿qué está pasando? Muchas empresas ni siquiera están midiendo cuál es su consumo energía, ocho de diez empresas no están implementando mecanismos para monitorear cuánto duran sus procesos entonces pues no saben cómo poder reducir sus tiempos”, dijo.

Fernández explica que es importante que las empresas comiencen a entender donde están sus oportunidades de crecimiento, iniciando por algo tan básico como saber cuánto se consume en energía o cualquier otro servicio.

“Nosotros los ayudamos entender, efectivamente, dónde están esos dolores de cabeza y al final si determinamos que la empresa debe trabajar en una línea de eficiencia energética y una línea de productividad operacional, contratamos unos consultores especializados”.

El presidente de Colombia Productiva manifestó que desde esta organización están creando una base nacional de extensionistas. “Es una base nacional de consultores al servicio todos los colombianos para que puedan encontrar hay consultores especializados en cada uno de los temas claves para la productividad y de ahí lo contratamos”.

De cuerdo con el funcionario, laboralmente, lo que hacen cuatro colombianos equivale a lo mismo que hace un solo trabajador de los Estados Unidos. Es por ello, que la motivación es lograr acabar con esa brecha y que en Colombia el rendimiento laboral sea mayor.

“Estamos trabajando para que en las empresas cada vez podamos ser más eficientes, cada vez podamos tener menos desperdicio y que nos tome menos tiempo producir algo y eso se hace con herramientas que ya existen, no es nada nuevo, pero que las empresas deben entender que hay que mirarse a si mismo y con la ayuda nosotros identificar esas oportunidades de mejorar”, puntualizó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO